Stephany Ortega

Stephany Ortega, es un vivo ejemplo de que la música clásica y popular pueden convivir jun- tas y resultar ser una combinación más que ex- quisita, mezclando toques y técnicas diferentes, como la “Cigua palmera”, ave de su país, Re- pública Dominicana. Esta joven cantante lírica, ha enamorado con su voz a todos los que han prestados sus oídos ante el placer musical.

No tiene miedo para hacer maletas y viajar donde la vida le ofrezca la oportunidad de demostrar su talento y amor por la música. Capaz de hacer de sus sueños realidad, desde su amada isla y con deseos y juventud en mano, se embarca en un viaje a Luxemburgo, que luego la lleva a Bélgica, países donde fortaleció su formación profesional y se ha convertido en la gran soprano coloratura que deleita con su arte a miles.

Su última parada: Asia, específicamente China, en donde usa la música, para romper las barre- ras idiomáticas. Allí, enarbola con orgullo su esencia caribeña, a la que considera parte de su éxito con el público.

SC: Es evidente la alegría de tu voz al hablarnos de la segunda producción del Dúo Rosa: “American Soul” de Broadway a París”. Cuéntanos que podremos encontrar en ella.

SO: Es una producción que mezcla el univer- so de Broadway y sus comedias musicales, con melodías clásicas americanas y canciones inspiradas del cabaré francés. Es como un pequeño espectáculo ya que no sólo canto sino que tam- bién interpreto diferentes personajes al cantar.

SC: De todas las canciones del disco, ¿cuál es la más especial para ustedes?
SO: (Sonrisas)- Sin duda “I feel pretty”, no solo por ser la pieza que dio inicio a este proyecto, sino porque me permitió mezclar tres de las disciplinas que más me gustan: música, actua- ción y danza.

SC: Actualmente vives en China, ¿cómo ha sido la aceptación de tu música en este país con una cultura tan tradicional? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

SO: La verdad es que ha sido muy positiva en general. A los chinos les encanta cantar, es un hobby muy popular allá, hay karaokes por todos lados. Entonces, me parece que cuando escuchan cantar a un profesional, pues eso les impresiona bastante. Tuve la oportunidad de hacer varios conciertos en Pekín, Shanghai y Zhuhai, y al final de las presentaciones siempre se acercaban a mí a decirme cosas bonitas sobre mi interpretación de la noche, a hacerse fotos o simplemente darme una sonrisa cuando el idioma era una barrera.

SC: ¿Con qué artistas te gustaría compartir escenario profesional?
SO: Del mundo clásico, la cantante lírica americana Joyce di Donato, es una fuente de inspiración para mí actualmente, así como el director de orquesta Gustavo Dudamel; del mundo popular, sueño con colaborar con Céline Dion, Michel Camilo y Juan Luis Guerra.

SC: ¿Tienes alguna figura artística dentro del canto que admires y por qué?
SO: La soprano francesa Natalie Dessay. Ella combina las tres cosas que me parecen vitales: no es solo una excelente cantante, es una intérprete increíble y una actriz inigualable.

SC: En el escenario, irradias con tu candencia y gestualidad tus orígenes latinos, ¿cómo haces para combinar sobre el escenario elementos como el canto y el movimiento?

SO: Estudié la “Danza jazz” durante varios años en el Conservatorio de Luxemburgo. Es un tipo de danza que mezcla muchas corrientes como la clásica, la contemporánea, la africana, el hip hop, entre otras.

SC: Si haces un recuento, ¿cuál ha sido tu me- jor actuación hasta el momento?
SO: Sin duda la que hice en el concierto del Carnegie Hall de New York, no solo por la importancia que esta magnífica sala tiene para cada músico en el mundo, ya que significa una consagración en nuestro medio, sino también por el hecho de que ese día conté con la presencia de mi familia que vino desde mi país y mi esposo desde Europa, para vivir conmigo ese momento tan especial. En una sala abarrotada de personas.

Escrito por
More from Ángela Carrasco

Nathalie Peña Comas: “La música terminó conquistando mí corazón”

“Nada se me ha dado fácilmente, pero no importa el sacrificio, si...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *