La Romana y sus costas de aventura

Faro Bayahibe La Romana
El faro de Bayahibe

Las costas de La Romana, ciudad ubicada al sureste de Santo Domingo, se bañan con aguas del Caribe y convierten la provincia en uno de los destinos turísticos más atractivos  y de mayor tradición en República Dominicana y la región.

La Flor del Este

Entre las provincias dominicanas que tienen el privilegio de recibir caricias con el vaivén del oleaje caribeño, La Romana es una de las que exhibe mayor esplendor.

Las costas de La Romana bañadas por el mar Caribe
Las costas de La Romana bañadas por el mar Caribe

De la belleza de sus costas, más de una celebridad ha dado testimonio al mundo, del encanto percibido en su experiencia, invitando a sus seguidores a descubrir un rincón del planeta al que la divinidad parece haber bendecido, replicando en él un paraíso.

Así le llaman muchos de sus munícipes, “la ciudad de Dios”. A sólo una hora de distancia del viejo Santo Domingo, al este de la isla, muchos romanenses hallan en los atributos naturales de “La Romana” los medios para vivir.

Bayahibe

El pequeño pueblo de Bayahibe es evidencia de ello. De sencilla comunidad de pescadores, con acogedora y envidiable costa, se transforma en un reconocido destino turístico revestido por 11 kilómetros de playas.

Pueblo pesquero de Bayahibe
Pueblo pesquero de Bayahibe

Las embarcaciones privadas y de pesca, las sombras proporcionadas por sus numerosas palmeras, sus coloridas casetas comerciales y despejado cielo azul, brindan a sus visitantes fotografías de ensueño dignas de preservar, que dejan a cualquiera lo suficientemente enamorado para regresar.

Saona y Catalina

Para otros,  los encantos de Bayahibe sólo son la introducción a una experiencia que juega con lo fantástico.

Isla Saona
Isla Saona

Este es, precisamente, el principal punto de partida hacia las islas adyacentes a la zona: Catalina y Saona, pertenecientes al Parque Nacional del Este.

Tras un recorrido de 30 minutos en catamarán, usualmente, amenizado por un equipo de animación, un azul maravilloso protagoniza el entorno, seduciendo a  quienes optan por visitar La Catalina, recibidos por sus inigualables piscinas naturales costeñas, que invitan al buceo aficionado y con snorkel.

Playas de La Romana

Su arena blanca, en las tres playas de aguas quietas de este territorio con poco menos de 10 kilómetros cuadrados, la hacen ver como un espejismo producto de la fantasía.

Algunas casetas de colores brillantes, construidas artesanalmente, cocoteros, otras plantas tropicales, además de una variada y exótica oferta gastronómica, caracterizada por los frutos de mar, se suman a  la riqueza de su fauna silvestre para ofrecer al visitante una estadía memorable.

Quienes deciden visitar “La Saona” disfrutan una experiencia no menos excitante.

Fiesta en la playa

Su historia se remonta a la época de la colonia, cuando los poblados Mano Juan y Catuano, las famosas cuevas a lo largo de sus 110 kilómetros cuadrados, así como la diversidad de su flora y fauna conquistaron a todo corazón que disfrutó de ese pequeño paraíso.

Sin dudas, enriquece la visita de quien decide disfrutar de una aventura inigualable; lo tiene todo: biodiversidad y belleza. Por lo que además es área protegida.

Servicios hoteleros en La Romana

La inversión privada, a través de grandes y prestigiosas cadenas hoteleras, ha sacado brillo a las bondades de La Romana.

La Marina de Casa de Campo
La Marina de Casa de Campo

El complejo Casa de Campo, más que un destino turístico de reconocimiento mundial, con sus restaurantes, servicios todo incluido, campos de golf, sus propias pistas para la práctica de polo y aterrizaje privado respectivamente, le convierten en un destino que, de forma autónoma, produce mayor cantidad de recursos en la provincia, contribuyendo con el sólido posicionamiento de la segunda con mayor riqueza económica de la nación.

La Marina de Casa de Campo

Altos de Chavón

El referido complejo también aloja en su amplio territorio al, quizás, más exótico escenario de toda República Dominicana.

Anfiteatro Altos de Chavón
Anfiteatro Altos de Chavón

Con una capacidad para albergar a miles de espectadores, el anfiteatro “Altos de Chavón”, es un símbolo provincial y, al mismo tiempo, ícono de la villa con el mismo nombre, que fue construida replicando una aldea mediterránea del siglo XVII.

Todo el lugar es llamado “La Ciudad de los Artistas” debido a los programas de estudio de artes, sus artesanías, gastronomía y bebidas, todo lo cual brinda al entorno una identidad propia y singular.

Escrito por
More from Soy Caribe

Be Live Hotels inaugura un nuevo concepto Adults Only con una inversión de 22 millones de euros

Israel Ortiz y Manuel Murillo, ejecutivos de Be Live Hotels   Be...
Leer más

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *