Geraldine Chaplin ¡Una ganadora natural!

Protagonista de la película “Dólares de Arena”, elegida para representar a República Dominicana en los premios Óscar.


Geraldine Chaplin: “He tenido tanta suerte que es casi indecente…” “Hay pocos productores que aman de verdad el cine, que estén dispuestos a perder”.Multipremiada actriz, de impecable y dilatada trayectoria, bailarina, madre, esposa, que, a fuerza de rigor, disciplina, perseverancia y mucha suerte, como ella misma dice, ha logrado su propio espacio en el mundo del cine.

Geraldine Chaplin

El arte lo lleva en las venas y con él una depurada formación, prestigio y compromiso de demostrar todo lo que Geraldine lleva por dentro. Suma a su hacer interpretativo, un lenguaje universal, una buena ejecución, tras afrontar retadores guiones, que aportan sazón y carácter a cada personajes. Sus huellas definidas y profundas, su pasión, sensibilidad interpretativa y el realismo que transmite en cada papel le han sumado reconocimientos y admiración dentro y fuera del mundo del espectáculo. Hija de uno de los más importantes cineastas de la historia, Charles Chaplin, y de su última esposa Oona O’Neill, quien a su vez fue, hija del dramaturgo Eugene O’Neill (Premio Nobel de Literatura y Premio Pulitzer) y de la escritora Agnes Boulton, revelan un historial familiar digno de una superproducción biográfica en la que ella es la protagonista.

Con su particular sonrisa y alegría nos abrió las puertas de su casa para permitirnos conocer un poco más de la maravillosa mujer que hay detrás de las luces y cámaras.  Contarnos su día a día, sus miedos, retos, la hiperactiva y titánica evolución de su carrera, así como la experiencia de protagonizar en la República Dominicana, la película Dólares de Arena, film que fue proyectado en Madrid en el marco de la III Muestra de cine Dominicano y que va a representar al país caribeño en la sección de película extranjera de la próxima edición de los Óscar.

Conocer a Geraldine ha sido un gran privilegio, no solo por la historia familiar que la envuelve, sino por su personalidad encantadora, estilo, espontaneidad, humor y sencillez.

SC: Geraldine, todos le conocemos por las películas que ha hecho, por la historia y la familia que tiene detrás, pero ¿Cómo es Geraldine Chaplin? ¿Cómo se definiría a si misma?

Geraldine Chaplin entrevista

GC: No me gusta definirme a misma, pero bueno,  soy una persona con una suerte increíble, he tenido en toda mi vida tanta suerte que es casi indecente.

SC: Viniendo de una familia tan conocida, sobre todo su padre, icono del cine a nivel mundial ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que ha tenido y qué es lo que más admiró de él?

GC: Lo que más admiraba y admiro de mi padre era su pasión por el trabajo, era un hombre que no solo creía en el talento, más bien, él creía en el trabajo y trabajaba todos los días, sábados y domingos; todos los días estaba sentado delante de una página solo (en ese entonces no había ordenador) y la musa no venía muy fácil, tenía una disciplina increíble, eso admiro y he aprendido mucho de esto. Otra cosa que recuerdo es que nunca fue chaquetero, fue muy fiel a sus principios y con un gran amor a la justicia y eso lo tengo como ejemplo,  y espero no traicionarle nunca.

Entrevista Geraldine Chaplin

SC: ¿Y por qué decide continuar los pasos de su padre, qué le motivó?

GC: uumm,  la pereza, porque yo quería ser bailarina y bailaba muy bien en mi cabeza, pero para una bailarina eso no sirve; ese fue mi primer amor que me dejó, yo no lo dejé, el ballet me dejó a mí. Luego trabajé en un circo por una temporada. Cuando terminé en el circo, me pregunté ¿Qué voy a hacer? – porque no quería volver a casa-  así que me dije, como tengo el apellido este, debe ser fácil, voy a ganar dinero ¡voy a ser actriz!

[pullquote]“El ballet fue el primer amor que me dejó” [/pullquote]

 Y fue increíble, porque yo he dicho «quiero ser actriz» y al día siguiente ya tenía un agente que me dijo: «Tu primera película debe ser con  Jean-Paul Belmondo»- que era en ese entonces el súper estrella en Francia- Y mi  primera película fue con Jean-Paul Belmondo, así que este apellido abrió todas las puertas, pero no es así ahora…

SC: Por lo que nos cuenta fue un camino fácil…

GC: Pero facilísimo.

SC: No se si ha tenido esa misma suerte con su hija Oona, que es también actriz, ¿Cómo maneja con ella el tema de los fracasos y los éxitos? ¿Cómo logra un actor sobrellevar esto, en el entendido de que los sentimientos, son una columna principal en su vida profesional?

GC: Es exactamente lo que dije a mi hija cuando quería ser actriz,  «tienes que acostumbrarte a los rechazos, porque si tienes mucha suerte, vas a 100 castings y tienes un trabajo y eso es si tienes suerte, tú no puedes perder la sensibilidad, no tienes que dejar que esto te afecte y te hunda; no puedes construir un caparazón y ser dura, porque tu instrumento es tu sensibilidad»

SC: Hablando de su hija, trabajó junto a ella en «Imago Mortis» y en «Para qué sirve un Oso”,  ¿Cómo resultó esa experiencia?

GC. A pesar que en «Imago Mortis» tuve un papel muy chiquitito y en «Para qué sirve un Oso», creo que no tuvimos escenas juntas, yo estoy siempre nerviosa por mí, pero en estos casos estaba doblemente nerviosa, pero mi hija Oona es una actriz que tiene unas tablas increíbles, es mucho mejor que yo, es muy buena, buena…

Geraldine Chaplin

SC: ¿Cómo logra equilibrar la vida profesional con la personal?

GC: He tenido mucha suerte porque cuando los niños eran pequeños, siempre me tocaba trabajar en las vacaciones, además, siempre venía una sobrina, un familiar o una nanny a cuidar de ellos, pero nunca he estado separada de mis hijos, y luego cuando estaban creciendo mis hijos no tenía tanto trabajo, para ese entonces las películas duraban más, hacia papeles protagónicos que duraban 5 o 6 semanas que coincidían casi siempre con las vacaciones de verano de los niños. Luego los niños se fueron y ahora tengo un marido fantástico que me acompaña a todas partes.

SC: Ha desarrollado una cosmovisión del cine, por la experiencia multicultural a la que se ha expuesto a lo largo de su carrera. ¿En qué nivel sitúa al cine latinoamericano?

GC: Yo creo que ahora es donde está pasando todo, si fuera una joven actriz yo diría quiero ir ahí, hay mucho talento, lo que falta es -y eso es en todas partes- son productores.

SC: ¿Qué deberían tener en cuenta los productores, guionistas, directores de películas, para crear una buena propuesta?

GC: Yo creo que deben arriesgarse, ahora en el cine como en todo parece que lo único que importa es el dinero, quieren ver cuantas personas van un fin de semana a las salas, creo que hay pocos productores que aman de verdad el cine, que estén dispuestos a perder, antes yo me acuerdo que la gente hipotecaba su casa para hacer una película, que yo como están las cosas no lo recomiendo, jajaja,  pero creo que hay pocos productores que aman de verdad esta profesión, porque el talento en América Latina es increíble, uff cuanto talento.

SC: ¿Qué le motivó a participar en la Película dominicana Dólares de Arena?

GC: Tenía referencia de sus directores Israel Cardenas y Laura Amelia Guzmán,  por  la película Jean Gentil  que me tocó valorar en una ocasión y me impresionó mucho su argumento, meses después me despertaba por las noches llorando por la historia de ese hombre en Jean Gentil y me preguntaba,  como una película me puede afectar tanto y me puede cambiar la vida  y no era un tema que desconocía; he viajado he visto casos como esos, pero no sé, la magia es difícil de describir  y en la magia hay siempre un truco, pero ellos como directores no tienen truco.

SC: ¿Qué cualidades le llamó la atención de los directores de la película, Laura e Israel?

GC: Es casi imposible decir, tienen una visión de algo, tienen un lenguaje cinematográfico que han aprendido, han estado en Cuba por varios años en una escuela muy buena, técnicamente saben mucho,  y luego me dirigieron mucho, saben exactamente lo que quieren, recuerdo que Israel me decía: «No, no hay drama, quita el drama»,  entonces era muy interesante el resultado, porque bueno uno siempre quiere hacerlo lo mejor posible, pero ellos me decían ‘no pasa nada, te sale la actriz que llevas dentro’ , tienen una gran pasión por la profesión, respiran cine y eso es admirable en estos tiempos.

SC: ¿Qué fue lo más complejo  al interpretar el papel protagónico de Dólares de Arena? 

GC: Lo más complejo y lo que más me aterraba era que mi papel se complementaba con una chica de la cual yo me enamoro, la joven no era actriz, (Era bailarina) y no tenía experiencia, pensaba  que le iba a dar mucho asco, porque claro tener una relación con una vieja puede ser complicado para ella y temía mucho el asco de ella y, de hecho se nota en la película, pero al final esto es positivo y es fantástico. Laura Amelia, le decía a la joven, “Geraldin es tu amiga, no es tu abuela”. Pero lo más difícil para mí fue eso y me pongo en su lugar porque con una actriz profesional haces de todo y ya está, pero yo decía «esta chica, pobrecita»

SC: ¿Qué opinión le merece al ver el resultado final de película?
Uf! fantástica. No me canso de verla, cada vez que la veo, veo cosas diferentes, algo nuevo…

SC: ¿Y la experiencia de rodar en República Dominicana? 

GC: Fue divino, porque estaba rodando con ellos, un equipo muy bueno, muy reducido y muy amigos, eran casi familia y luego el paisaje, es casi protagonista. ¡Impresionante!

SC: ¿Le sorprende el éxito del film o lo previó al leer el guión?

GC: Yo estoy muy contenta, siempre que hago una película creo que va ser la mejor película del mundo y casi nunca lo es, pero en este caso ha sido lo es,  ha sido incluso más de lo que yo esperaba, necesita trabajo, claro, porque  ahora  toca la parte de la promoción, ahora haces una película y es muy probable que nadie la vea aunque sea una joya, sino la promocionas. Si la gente lo ve funciona, pero ¿Cómo llevas a las personas al cine?

SC: ¿Qué fue lo que más le gustó de la República Dominicana?

GC: La gente, el paisaje, el calor… La gente es muy cariñosa.

SC: Un lugar del Caribe donde le gustaría vacacionar y ¿Por qué?

GC: A mí me gusta cualquier lugar del Caribe, pero sobre todo cuando no sea temporada de huracanes, jajajaja!

Una película: Dólares de Arena y la Sociedad del Semáforo.

Un libro: La obra de Doris Lessing.

Un lugar: Donde hay calor.

Una frase: Un silencio.

El peor enemigo del hombre: El mismo hombre.

Un amigo: Mi marido

Nota.
En la película «Dólares de Arena” Geraldine asume el papel protagonista de Anne, una turista europea que mantiene una difícil relación con una prostituta mucho más joven que ella en las playas de Samaná, República Dominicana. Dirigida por Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas.

Texto: Crismeidy Ureña
Fotografías: José Luis
Shutterstock / Featureflash
Agradecimientos: Laura Amelia Guzmán
Embajada de la República Dominicana

Tags from the story
Escrito por
More from Crismeidy Urena

Pelayo de la Mata: “Comprar la compañía de ron dominicano Barceló fue un gran acierto”

Pelayo de la Mata: “si tienes valores, lo que te va producir...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *