El Tabaco Dominicano

El Tabaco Dominicano

Cultura e industria de prestigio.


La adquisición y consumo ocasional del tabaco dominicano están relacionados con la elegancia, la distinción y ostentación del éxito en los negocios.

El Tabaco Dominicano

Los puros dominicanos han ganado reconocimiento en el mercado internacional debido a su producción artesanal que utiliza sólo elementos naturales y que se mantiene invariable a través de los años.

De acuerdo a Julio Vilchez Rossó, presidente de La Leyenda del Cigarro, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo “La isla de Santo Domingo fue pionera en el descubrimiento y consumo del tabaco, pues cuando los españoles llegaron encontraron a los indígenas fumando tabaco envuelto en hojas de palma y hojas de maíz”.

Según sus apreciaciones, entre la juventud dominicana paulatinamente está creciendo el consumo de cigarro lo que parece una señal clara de que la tradición entorno a este producto sigue evidenciando una herencia viva, de generación en generación.

TabacoHoy la compra de puros y sus precios han aumentado a nivel internacional a tal nivel que una unidad puede llegar a costar US$500.

Aporte laboral y económico

Pero, además del estatus que proyectan sobre los aficionados a la cultura tabaquera, el cultivo de tabaco y la elaboración de cigarros generan más de 100 mil empleos directos y representan alrededor del 50 por ciento de las exportaciones dominicanas.
Conforme a las estadísticas del Instituto del Tabaco (INTABACO), las exportaciones de tabaco han aumentando de US$500 millones a US$700 millones en los últimos cuatro años, señalando la mayor producción hacia los Estados Unidos y en menor proporción a Europa.

Producción de tabaco

El Tabaco DominicanoEl tabaco es una materia prima conocida mundialmente, pero lo que pocos conocen es cómo se lleva acabo el proceso para la obtención del  producto final.
Desde hace más de 50 años, don Berto Antonio Cava es uno de esos agricultores que se levanta a las cinco de la mañana, toma sus instrumentos y se dirige al campo, donde cultiva los arbustos de tabaco.

El experimentado hombre de campo expresa: ” No sé hacer otra cosa que jalar una zaja y coger el tabaco…” Asegura que en la etapa de la siembra se deben tomar en cuenta todos los detalles.

“Primero hay que hacer los canteros, luego se siembra la semilla; después llega el cultivo,  se desyerba y, si es necesario, se echan los abonos”, explicó el agricultor.

Después de recolectar las hojas, son colocadas en la casa de curado o “rancho”, donde se deben vigilar hasta su secado; posteriormente son vendidas a las diferentes  industrias.

Don Berto, conoce muy bien este oficio en el que inició cuando apenas tenía 10 años y detalla que “para que se sequen bien hay que cercar los ranchos, si uno los deja sin cercar, la brisa los seca antes de tiempo y no se secan bien”.

El Instituto del Tabaco

El Tabaco DominicanoTras su secado cuidadoso, las hojas son trasladadas al Instituto del Tabaco una institución creada en 1962 por iniciativa de los productores del sector tabacalero en la región del Cibao o Región Norte de República Dominicana.

Juan Francisco Caraballo, director de INTABACO precisó que esa entidad, a penas, tiene fincas experimentales, para evaluar las distintas variedades e indagar a produndidad en un área especial de investigación sobre la creación y producción de nuevos  tipos de tabaco, así como estudios sobre  plagas y enfermedades, que suelen afectar esos cultivos.

INTABACO tiene como función unificar las políticas en el siembra, procesamiento, manufactura y comercialización del producto, tanto en el territorio dominicano como en el exterior, así como el control de plagas.

“Actualmente, nosotros nos preocupamos mas en reforzar la calidad de la hoja del tabaco, obtenerla con un grado de calidad que responda a las exigencias del mercado. De esto dependerá la excelencia en el cigarro”, precisó Caraballo.

Para Eligio Arias, encargado de producción en INTABACO, lo que se trata no es de competir con nadie, si no de ser los mejores, ya que hay algunos paises que tienen fama y nombre, pero en República Dominicana preferimos pensar siempre en la calidad.

El Tabaco Dominicano
Habanos a la venta

Esto ha estimulado a que esta institución imparta cursos talleres dirigidos a jóvenes universitarios de la rama de la agronomía, interesados en aprender este oficio.

Los cursos se imparten con grupos de 20 jóvenes. Tradicionalmente, los preparan para que aprendan el proceso de elaboración del cigarro, de principio a fin.

Composición del cigarro

Para lograr una buena elaboracion del cigarro, las hojas son sometidas a una exahustiva jornada, que va desde la clasificación, hasta la primera envoltura y luego son alineadas en un molde por 25 minutos.

De acuerdo a Eligio Arias, “el cigarro está compuesto de diferentes partes. Hay una fase interior que es la tripa, y puede estar compuesta por dos, tres o más capas de tabaco, aunque algunos prefieren hacerlo de uno solo”.

El recubrimiento con la capa final es la que adorna el cigarro dándole la estética, la cual culmina con el cintillo. Ya elaborado, el cigarro pasa a un cuarto caliente, donde permanece de 25 a 30 días, para después ser trasladado al área de conserva.

Cultivos de tabaco dominicano

El Tabaco Dominicano
Tabaco en venta

El tabaco se cultiva en diversas provincias dominicanas cuyas condiciones climáticas favorecen su siembra. La mayor producción se encuentra en la región norte.

En la comunidad de Villa González, provincia Santiago, más del 50 por ciento de las familias se dedican al cultivo y comercialización del tabaco.

El prestigio de la industria tabaquera local y habilidad en la creación de tabaco ha propiciado que en los ultimos años diversas empresas extranjeras dedicadas a esta industría se instalen en suelo dominicano, pues la popularidad del tabaco que se produce en ese país lo posiciona como uno de los mejores en mercados internacionales y convierte a la República Dominicana en la tierra de los puros.

Escrito por
More from Amanda Aquino

Soprano dominicana que triunfa en Europa

"Me di cuenta que prefería ser feliz, tener una profesión la cual...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *